En física, entender verdaderamente un concepto o principio es lo mismo que saber aplicarlo a diversos problemas prácticos. Aprender a resolver problemas es absolutamente indispensable, es imposible saber física sin poder hacer física.

Se utilizan diferentes técnicas para resolver distintos tipos de problemas. No obstante, sea cual fuere el tipo de problema, hay ciertos pasos básicos que se debemos seguir siempre. (Esos mismos pasos son igualmente útiles en problemas de matemáticas, ingeniería, química y muchos otros campos.) En este manual, hemos organizado los pasos en cuatro etapas para la resolución de un problema.

Los 4 pasos que se suelen seguir son los siguientes:

  • Identificar
  • Plantear
  • Ejecutar
  • Evaluar

Identificar

El primer paso consiste en identificar los conceptos pertinentes, decidir que ideas de la física son relevantes para el problema. Aunque este paso no implica hacer cálculos, a veces es la parte más difícil, no se debe omitir nunca

 

 

3